Maipu



Galeria de fotos

Pérgolas: funcionales y decorativas


Pérgola cubierta con Glisina (Wisteria Sinensis)

Ya en la antigüedad, las pérgolas eran muy usadas por los romanos, para aprovechar su sombra y frescura, pero también para guiar sus parras y permitir que los frutos recibieran más sol.
Luego, en el medioevo resurgieron y finalmente llegaron para quedarse. Revalorizadas por la necesidad cada vez mayor de disfrutar de la vida al aire libre, hoy se han convertido en elementos estructurales del diseño paisajístico, dando al jardín una dimensión vertical, construidas tanto en patios, balcones, terrazas, parques, incluso plazas.
Las pérgolas son estructuras livianas que no solo nos protegen del calor y del sol sino también es un elemento decorativo y útil; pueden ser una estructura direccional, es decir conduce a un sitio especial o a un rincón tranquilo para sentarse, o adosada a la casa, como un intermedio entre el exterior y la vivienda. También se pueden construir como un espacio propio en algún lugar del jardín dedicado al descanso y relax; cerca de la pileta o la parrilla; para unir una parte con otra del jardín, separando áreas o en la parte frontal de la vivienda, a modo de bienvenida a los que ingresan.
Cualquiera sea el motivo por el que se decida incorporar una pérgola, el sector elegido para ubicarla, pasará a ser una estancia más de la casa, aportando sombra, frescura, reposo o intimidad.

Pérgola de hierro en una terraza cubierta con Glicina

 


Pérgola de hierro en una terraza cubierta con Glicina

Pérgola direccional (columnas de cemento con hierro) cubierto con Glicina

Diseño
Para su diseño, es aconsejable pensar muy bien el lugar donde se ubicará, la forma y el uso que se le dará. Para ello, es importante analizar el estilo de la edificación existente porque la elección de la pérgola debe estar relacionada directamente con el diseño de la vivienda para lograr continuidad y armonía; así también debe mantener una proporción con el entorno; un jardín de escasas dimensiones se verá más pequeño con una pérgola.
Definido el uso que se le dará, hay que tener en cuenta, la altura de la misma  y como le afecta el sol en los distintos horarios; no es conveniente que en el momento que vaya a ser utilizada, el sol ingrese de lleno. De esto depende también, la vegetación que se  quieran colocar, ya que la pérgola sirve de apoyo a una abundancia de plantas trepadoras .

Debemos anticipar si queremos que predomine la estructura o las plantas, ya que de nada sirve invertir en una bella estructura, si luego estará cubierta por el follaje; si la estructura merece lucirse,  se pueden dejar desnudas, así tendrá un mayor protagonismo. En cambio si prefiere cubrirlas,  deberá decidir, el tipo de follaje y la cantidad de plantas a colocar: caduco, para que en invierno deje entrar algo de sol, o perenne, y en éste caso, saber que, a medida que pase el tiempo será mas sombrío.

 


Pérgola adosada a la galería realizada con madera y hierro

Gazebo o glorieta de madera
Pérgola cerca de la vivienda (columnas de ladrillos y troncos) con parra y rosales, en armonía con el diseño de la casa

 

Estilo
Cada vez existen más posibilidades en la elección de materiales para la construcción de una pérgola. Antiguamente era muy común el uso de columnas de ladrillo muy trabajadas, o hierro forjado con elaborados diseños; hoy surgen estilos más contemporáneos.
Se flexibilizó el uso de materiales que se combinan entre sí como: ladrillos, cemento, piedra, madera, caños, hierro, bambú, troncos, etc.; completándose con techos de cañas, policarbonato, listones o tirantes de madera, troncos (por ej, eucalipto) u hierro, lonas, telas, esterillas, tensores de acero, incluso con treillage o enrejado. La instalación de toldos ayuda a tamizar la luz desde el primer momento, sin esperar a se desarrollen las plantas.

 

Columnas de PVC y tirantes de madera
Detalle de la pérgola
Pérgola de hierro cubierta con jazmín

 

Las pérgolas construidas con maderas duras, como el quebracho, eucalipto o lenga, armonizan con un enrejado, que cubre alguna zona o alarga la estructura del jardín.
Las de cañas gruesas, o finos troncos rústicos, tienen menos durabilidad, pero son muy decorativas.
Las que tienen bases de piedra o ladrillo, son las más duraderas, pero visualmente las más pesadas, por lo que hay que elegir muy bien las trepadoras que la vistan.

No hay una forma determinada para las pérgolas; pueden ser: cuadradas, redondas, rectangulares, octogonales, tanto como el espacio, la estética y el uso nos lo determinen.
Las pérgolas de forma circular, que se cubren con el típico techado de hoja seca de palmera, paja u otros materiales similares, armadas cerca de las piletas, le dan un toque tropical al jardín.

Las pérgolas construidas sobre el terreno, se le cementan las patas; las construidas sobre contra-piso, como la galería, terrazas, o balcón, se las fijan al suelo con estructuras metálicas o de hierro.

 


Pérgola con tirantes de madera y troncos cerca de la parrilla

Tirantes de madera adosados a la vivienda con Madreselva.
Pérgola de hierro cubierta con lona

 

 ELECCION DE PLANTAS TREPADORAS
Una buena selección de plantas trepadoras aportará no solo interés en el lugar, sino también color y según la especie elegida, un delicioso aroma.
Existe gran variedad de especies adecuadas para pérgolas, comenzando por los rosales trepadores,  caducos o persistentes, de flor grande o pequeña, con y sin perfume. La glicina (Wisteria sinensis), mundialmente conocida, es la más utilizada por ser tupida y de crecimiento rápido, con amplia floración primaveral y muy perfumada. Hay infinidad de jazmines para usar en pérgolas como el de Madagascar, con flores blancas y follaje etéreo que la destaca dentro del grupo de las perennes. La Santa Rita (Boungainvillea spectabilis),  es ideal por su amplia floración, pero peligrosa por sus espinas. Debemos pensar muy bien en qué pérgola ubicarla, sobre todo porque es perenne. La Clematis, de flor blanca y caduca, es ideal para apoyar sobre soportes de piedra y hierro.
A la hora de elegirlas, tanto para pérgolas en terrazas o patios, es importante tener e